Blogia
Cartilleros

Me da escalofrios de solo pensarlo

 

Un paciente acude al mostrador de su ambulatorio, para  programar una analítica recetada por su medico. La administrativa le pide la tarjeta sanitaria, y se da cuenta que los datos de la tarjeta no coinciden con los de la petición. Le comenta este hecho al paciente, y este pone el grito en el cielo, y le echa la culpa de todo.

En ese momento el médico acierta a pasar por allí, y ella le pregunta si la analítica es para el paciente, que cada vez está mas indignado con el personal de atencion al usuario. El doctor lo confirma, y añade que por error ha colocado los datos de otra persona. La administrativa corrige los datos, mientras el paciente sigue mirándola con cara de pocos amigos, a pesar de que su actuación le ha ahorrado problemas posteriores. Cuando ella le ha dado dia y hora, el paciente le arranca la petición de las manos, la mira detenidamente, y se la devuelve sin abandonar la expresión de justa indignación. Finalmente dice:

-Es que a mi me tienen que hacer mis analisis, no los de otra persona. Imaginese, si me llegan a hacer los de otra persona y cojo el SIDA  ¿eh?

Para que le vengan a uno escalofrios de solo pensarlo.   

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres